martes, 24 de marzo de 2015

ALFOMBRA DE TRAPILLO PEZ TURQUESA

¡Hola! Hoy traigo un post que tampoco se come, es otra alfombra de las mías, de trapillo. Pero esta vez en vez de mariposas, es un pez de color turquesa muy mullidito.
¿Queréis que vuestros peques tengan una alfombra única? Pues estar atentos a esta entrada.
Este lo hice a continuación de la otra alfombra (la rosa)  y en total tardé unos 8-9 días entre las dos. Fueron jornadas intensas, bastante duras (para qué negarlo), haciendo a ratos, pero valió la pena.
Para elaborar esta cuqui alfombra necesitamos:
  • 3 rollos de trapillo de color turquesa.
  • Malla sintética (el tamaño depende de lo que queráis).
  • Tijeras
  • Paciencia de santo
Para que os hagáis una idea, las medidas de este pescadito son:
De punta a punta (del morro al final de la cola) mide 85 cm, la cola hace de laro 47 cm y de el "lomo" hacia abajo 49 cm. Son medidas orientativas, pero es para calcular cuánta malla necesitaréis, yo creo que con una de 1m x 0,50 tenéis más que de sobras.
Aquí consiste en ir cortando tiras de trapillo de unos 16 cm hasta agotar existencias, más o menos e ir trazando primero el contorno del pez para luego ir rellenando. Está claro que tendréis que hacer los nudos en diagonal para que os salga la forma, en esta foto lo veréis mejor.
Para saber cómo hacer los nudos, pinchar aquí
Es cuestión de tener paciencia y ganas y poco a poco va saliendo.
A mi se me ocurrió harcerle un ojo cuando ya había terminado, pero la realidad es que podéis hacer vuestro pez con los colores que os apetezcan, ¡imaginación al poder! Lo que es seguro es que vuestros hijos e hijas tendrán la alfombra más original y más personalizada imposible y a un coste material realmente bajo, no llega ni a 10 euros.
Pues ya casi estamos, es duro, pero ya veréis, no encontraréis una alfombra igual que esta en ninguna tienda,¡ eso si que es un orgullo!
Espero que os haya merecido la pena el esfuerzo, ¡hasta la próxima!

lunes, 16 de marzo de 2015

GALLETA GIGANTE MINION STARWARS

¡Hola! Hoy os traigo una galleta muy grande, tamaño DIN-A4, para ser exactos.
 Quería hacer algo original, no lo de siempre, así que como era para un niño que le gusta Starwars y a mi me tienen loca los Minions, pensé ¿por qué no fusionarlos? Y así fue como encontré la foto perfecta por internet, pero al imprimirla en color no se veía bien, así que tuve que darle más brillo y luego dibujé a mano alzada y copié bien los detalles como las manos, pantalones, etc...
Mejor lo véis aquí:
Los ingredientes para la masa son:
- 125gr mantequilla a temp.ambiente
- 125 gr azúcar 
- 1 huevo L
- 325 gr harina tamizada
- 1 chorrito de leche
- Aroma al gusto 
Precalentar el horno a 180 grados.
Batimos la mantequilla 2 min. e incorporar el azúcar y seguir batiendo unos 3 min. más. Añadimos el aroma (yo puse la esencia de princesa LorAnn) y el huevo ligeramente batido. Integramos y agregamos la harina poco a poco (yo la voy tirando con el tamiz). Si la masa se desmiga añadir un poquito de leche (pero poca) para ligar hasta qué la masa se despegue de las paredes de la batidora.
Hacer una bola con la masa, cubrirla con papel film y guardar en el frigo mínimo 1h. Sacamos de la nevera y amasamos (vamos añadiendo harina para que no se nos pegue). Le damos forma rectangular y ponemos encima una hoja de acetato tamaño DIN-A4 y recortamos. Ya tenemos nuestra galleta cortada. Ponemos papel de horno en la bandeja y con cuidado dejamos nuestra galleta encima.
Horneamos 12 minutos más o menos.
No os marchéis muy lejos por si acaso; ha de quedar doradita, no chamuscada.
Ahora trabajamos el fondant. Yo hice el fondo negro y lo pegué a la galleta pincelando el fondant con un poco de agua por la parte de detrás. Sobre todo no manipular la galleta hasta que esté totalmente fría, no os pase como a mi, que se me rompió al moverla porque estaba templada...y tuve que repetir, claro...mucho cuidado al moverla, sí...
Ahora es cuestión de ir trabajando las diferentes formas de nuestro dibujo, yo me ayudé calcando y recortando para luego poner encima del fondant y cortar las siluetas.
Lo más complicado fueron los ojos, conseguir la expresión deseada fue difícil.
Pero poco a poco fue saliendo.
Y el resultado ya lo habéis visto. Chulo, tan chulo que luego el peque no se quiso comer la galleta (supongo que por no romperla) y la guardó. Doy fe que estaba buenísima ( porque tenía una en casa ).
Animaros a probar, es entretenido,¡ pero muy satisfactorio!

DISFRAZ MÁQUINA DE BOLAS DE CHICLE

¡Buenos días! Hoy os traigo un disfraz súper chulo que puede servir tanto para adultos como para bebés; es súper fácil de hacer y el resulta...