martes, 25 de junio de 2013

GALLETAS CON FONDANT FACILÍSIMAS (y buenísimas)


¡Buenas! He estado tan ocupada últimamente que no he tenido tiempo para pasar las fotos al pc, ordenarlas en carpetas y ponerme a escribir. Hasta mi novela tengo abandonada, pero es que este mes está lleno de cumples, Dios mío, el de mi marido, el de mi cuqui que se celebra dos veces y hasta los niños del cole que cumplen años en agosto lo celebran este mes. ¡Hay cumples por todas partes! Y entre las compras de los regalos, los pastelitos, las galletas, la casa y los niños (no hagáis caso al orden de los factores, está claro que los niños son lo  primero, jiji), pues voy muy perdida.
Así que hoy voy a poner una receta facilita de verdad, una de galletas de naranja decoradas con fondant teñido de colores. Queda chulo y muy vistoso y a los niños les encantan (¡y a mí!).
Vamos con los ingredientes:
  • 125 gr mantequilla a temperatura ambiente
  • 75 gr azúcar
  • 2 yemas de huevo
  • 2 cuch. ralladura de naranja
  • 1 cuch. zumo de naranja
  • 1 pizca de sal
  • 250 gr harina
  • 1 punta de levadura en polvo

Bolica que va para el frigo
Batimos la mantequilla, el azúcar y las yemas a punta de espuma (o sea, cuando esté espumoso, digo yo). Añadimos la ralladura, el zumo de naranja y la sal. Aparte, tamizamos la harina y la levadura (¡pero muy poca!, una meaja) y lo agregamos a la mezcla anterior. Amasamos mientras tarareamos una canción, si queremos darle brío cantamos la última de Mika (Live your live) y si estamos cansadas pues la de Love of Lesbian (Fantástico), ya sabéis a qué me refiero...
Hacemos una bola, envolvemos con papel film y metemos en el frigo mínimo media hora.
Mientras, preparamos la bandeja del horno y precalentamos. Sacamos la masa de la nevera, espolvoreamos harina en una superfície lisa y limpia y trabajamos la masa con el rodillo hasta darle forma de lámina de unos 3 mm de espesor. Cortamos con cortapastas nuestras galletas y las ponemos en la bandeja dejando un poco de separación entre ellas porque se hinchan.


 
Horneamos 10-12 minutos a 180 grados. Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla.
Y ahora preparamos el fondant.
Necesitamos:
  • Fondant blanco
  • Tintes en gel de varios colores
  • Azúcar glass o maizena
  • Pegamento comestible
Espolvoreamos glass en una superfície lisa y limpia y trabajamos el fondant con las manos y con el rodillo. Antes lo abremos teñido de los colores deseados mojando un palillo en el tinte. Con los cortadores hacemos las formas que tienen nuestras galletas y las pegamos con la cola comestible a la galleta con la ayuda de un pincel. Para las partes que se pegan al fondant bastará con un pelín de agua.
 Mi superfície "lisa y limpia"
Ahora sólo es cuestión de seguir pegando fondant a las galletas con su forma y ya tenemos listas nuestras galleticas tuneadas. A mí personalmente me gustan más así que con glaseado, porque aparte de que mi pulso es peor que una gelatina dentro de una centrifugadora, los niños pueden participar y se divierten mucho.
Y hasta aquí el post de hoy.
Fácil, ¿no? Pues venga, ¡animaros! Ya no hay excusas, hasta el el Party Fiesta venden los ingredientes. Para regalar, mirar, saborear, guardar, comer, enseñar...
¡Saludos! ¡Me voy corriendooooooooo!

viernes, 14 de junio de 2013

TARTA ESPACIAL A LO MUJERES DESESPERADAS



¡Buenos días! Ya estamos a viernes, ¡yeah! Esto va a ser un macro post en toda regla...
Hoy no me voy a enrollar mucho con los prolegómenos, porque la receta tiene tela... Si no disponéis de tiempo libre, por ejemplo, un domingo que estéis aburridas, no lo intentéis, porque lleva su tiempo y tiene su miga (nunca mejor dicho). Este pastel lo hice como experimento, quería probar recetas nuevas después de ilustrarme un poco con los libros que me traigo de la biblioteca. Las recetas de los bizcochos (sí, lo he dicho en plural, ya lo váis captando), son sacadas de la Biblia de los pasteles de Rose Levy. Después de hojear el libro (está muy bien explicado, aunque para mi gusto faltan fotos) te das cuenta de que es americano 100% y mientras lo leía me teletransporté sin querer a la serie Mujeres Desesperadas y me acordé de las famosas tartas de Bree Van de Kamp. ¿Alguien se acuerda del capítulo donde Bree hace un pastel maravilloso para su hija y cuando lo lleva a la mesa con las velitas una amiga de su hija no puede resistirse y mete el dedo en la tarta y la madre se transforma en Lucifer? ¡¡Es buenísimo!! En fin, que la Biblia de los pasteles huele a Wisteria Lane.
Dicho esto, vamos con los ingredientes del primer bizcocho:
BIZCOCHO CREMOSO AMARILLO PARA CUALQUIER OCASIÓN

  • 6 yemas grandes
  • 240 ml de leche (una taza)
  • 2 cuch. de té de vainillina
  • 300 gr de harina tamizada
  • 300 gr de azúcar
  • 1 cuch. y media de levadura
  • 3/4 partes de una cuch. de sal
  • 175 gr de mantequilla sin sal a temp. ambiente
Precalentar el horno 10 min. a 175 grados.
Batir yemas y 1/4 de la leche y la vainilla. En otro cuenco remover los ingredientes sólidos y batir. Añadir la mantequilla y la leche restante y volver a batir. Añadir la mezcla de las yemas en 3 veces, revolviendo cada vez.
Verter la mezcla en un molde engrasado y alisar la superfície con una espátula. Cocer 25-35 min. Dejar enfriar el bizcocho en el molde.
Se conserva dos días a temperatura ambiente. 5 días en el frigo y 2 meses congelado. Se puede decorar con glass, cubrir con buttercream o fondant.
Para mi gusto está bueno de sabor, un poco denso porque no es el típico bizcocho con miga abierta y grande, sino más compacto, pero por esto es perfecto para lo que queremos conseguir, que es cubrirlo con fondant.
Siguiente bizcocho americano:
TARTA DE CHOCOLATE PERFECTA TOTALMENTE AMERICANA, vamos, que sólo le falta la bandera.
  • 42 gr de cacao puro sin azúcar
  • 156 ml de agua hirviendo
  • 4 yemas grandes
  • 1 cuch. y media de té de vainillina
  • 156 gr harina tamizada
  • 200 gr de azúcar 2 cuch. de té de levadura
  • 1/2 cuch de sal
  • 142 gr mantequilla sin sal a temperatura ambiente
Precalentar horno 10 minutos a 175 grados.
Batir el cacao con el agua hirviendo y dejar enfriar. Aparte, batir las yemas, 1/4 taza de la mezcla del cacao y la vainillina (yo puse azúcar avainillado, es que no tenía del otro). En un cuenco remover los ingredientes sólidos y batir. Añadir la mantequilla y la mezcla del cacao restante y seguir batiendo. Agregar la mezcla de las yemas en 3 veces y menear (es por no decir batir tantas veces...). Verter la mezcla en el molde engrasado y alisar la superfície con una espátula. Hornear 30-40 minutos. Dejar enfriar y desmoldar.
En este bizcocho no va bien la buttercream, pero sí el fondant.
Vale, ahora tenemos los dos bizcochitos que no me quedaron perfectos por aquello de que las yemas no me cogieron mucha forma, pero es que mis bíceps no daban más de sí. Lo que quería era montar un bizcocho encima del otro para que cogiera altura y para eso rellene entre las dos capas con ganaché de chocolate, o sea, chocolate para postres derretido con un poco de nata para montar.

Hechas las presentaciones y después de un mini accidente (se ve que se gustaron porque se me quedaron pegados y luego no los podía separar y tuve que darle la vuelta, en fin, cosas del directo), por eso las miguitas negras incrustadas encima del bizcocho amarillo, procedemos a cubrir los dos bizcochos con el ganaché de choco para unificar y prepararlo para la cobertura de fondant.
Trabajamos fondant blanco con el rodillo en una superficie lisa y limpia espolvoreada con un poco de azúcar glass. Estiramos el fondant hasta que tenga un grosor de unos 3mm (oiréis de todo, así que al final lo haréis del grosor que os parezca que os va perfecto, pero no os paséis porque si no empalaga). Y ahora viene lo complicado, pero no es para tanto, venga, con el rodillo mismo, enrollamos el fondant (previamente habremos calculado el tamaño, utilizando si hace falta, el molde de nuestro bizcocho puesto del revés) y lo vamos poniendo encima de los dos bizcochos unificados. Vamos alisando, con las manos con cuidado o con un alisador si lo tenéis y recortamos la parte sobrante con un corta pizzas o lo que tengáis que os vaya bien.

Sí, tuve un percance (sería raro en mí que no lo tuviera) y hay un micro agujerito, pero no pasa nada, se tapará con la decoración.
Ahora toca cortar con cortapastas y teñir fondant. Si os soy sincera mientras hacía esto no tenía ni idea de que iba a ir  la cosa y al final fui improvisando, porque no es que tenga especial predilección por el espacio. Con tinte azul y papel de cocina fui pintando la cobertura, arrastrando el papel y dándole toquecitos para que pareciera efecto espacio sideral, si es que alguien sabe lo que significa...

Espacio sideral, jeje.
Ahora con cortadores de diferentes formas siderales, jiji, vamos tiñendo y decorando con el colorante en gel y las pegamos al pastel con un poquito de agua (nada, un pelín bien repartido). Y al final nos quedará este resultado:
 
Creo que las estrellitas tenían un pelín demasiado grosor, para otra vez más finas, pero para esto están los experimentos, ¿no?
Fotico del corte y de perfil:



Una última cosa, no importa si os equivocáis, no tiene por qué haber presión, esto es para disfrutar, experimentar, saborear, compartir y hacer felices a los demás, siempre podemos rectificar y nadie es perfecto, o sea, que si os animáis veréis que puede resultar muy relajante y gratificante.
¡Hasta la próxima!

jueves, 6 de junio de 2013

PASTEL DE CHUCHES HELLO KITTY

 ¡Buenos días!
Antes de nada deciros que mi amiga Sonia, que es una crack de todo esto de los pasteles, galletas y demás, abre una tienda el domingo en el barrio de Sant Adrià de Barcelona. La tienda se llama Dolç Animat i está en la calle Maragall. Espero que le vaya muy bien porque se lo merece.
Dicho esto, hoy voy a explicaros cómo hacer un pastel de chuches sencillito de Hello Kitty con globito incluído. No tengo el paso a paso gráfico, pero os lo explicaré lo mejor que sé.
Para ello necesitamos:
  • Plancha de porexpan
  • Papel brillante rosa, dorado, a vuestro gusto
  • Palillos (de brocheta, de plástico de colores, blancos...)
  • Cuerda rosa u otro color.
  • Papel de regalo de Hello Kitty
  • Gominolas (nubes, fresas, corazones, sandías, pececitos, moritas, etc...)
  • Muñequitos Hello Kitty (opcional)
  • Globito Hello Kitty
Cortamos una plancha grande y le damos forma cuadrada. La forramos con papel brillante azul y la pegamos por debajo con celo. Ya tenemos nuestra base que en este caso simularía el mar.
Ahora cortamos dos planchas con forma circular; una más grande y dos más pequeñitas. Las forramos con el papel que nos guste y las sujetamos por debajo con celo. Cogemos el círculo grande "isla" y vamos pegando nubes por la parte externa hasta rellenarlo. Añadimos una morita roja en medio de cada nube y las sujetamos con un palillo de plástico. Ahora ponemos en medio del círculo grande el otro más pequeñito y lo sujetamos con palillos para brochetas, con un par habrá suficiente. Esto será la "plataforma" o "podium" para la chuche estrella que será una Hello Kitty de azúcar (de venta en quioscos y tiendas de gominolas).
Hay dos formas de trabajar; una, pegando antes de rellenar el círculo a la base, o rellenar primero de chuches y luego sujetar a la base, como prefiráis. A mí si se me ensucia la base (como es brillante se nota mucho), limpio los restos de azúcar con un pincel de goma de esos que se utilizan para pintar con huevo batido y lo "pulo" o abrillanto con papel de cocina bien limpito.
En esta foto veréis más ideas de relleno, posibilidades hay miles, sólo hay que usar la imaginación...
Váis rellenando como os guste, hacéis pruebas, ensayo-error, ensayo-no está mal, ensayo-me gusta, ensayo-¡qué guay!, ya sabéis...

Con el podium pequeñito podéis hacer igual, poner nubes en la parte externa, alguna morita y en la parte central corazones, alguna sandía y la muñequita de azúcar que destaque.
 Luego cogéis el otro circulito y lo sujetáis en un extremo de la base "mar" y rellenáis con gominolas de frutas variadas. Como yo tenía algunos muñequitos de la Kitty los aproveché para ponerlos por todas partes. Y ahora falta nuestra guirnalda. Con el papel de regalo dibujáis triángulos dobles, o sea, rombos y los recortáis, y los ponéis por la parte blanca del papel en la cuerda rosa y los cerráis tal como se ve en la foto, tenéis que pegarlos con cola, si no no se aguantan. Antes de hacerlo recomiendo calcular la cantidad de cuerda que necesitaréis midiendo 3/4 partes de la base de porex, o sea, tres lados (los dos lados y la parte de delante). Ahora cogéis 4 palillos de brocheta y los claváis en la base, uno en cada extremo (dos delante y dos detrás) y enrolláis la cuerda alrededor para que se sujeten y rematáis con un nudo. Y ya tenéis vuestra guirnalda.

El globito lo ponéis donde queráis, pero queda muy bien encima de la plataforma "isla", en alguna de las dos. Yo además, puse algún pececito, cocodrilo, tiburón, en el "mar" e imprimí un papel con el nombre de la niña (en este caso, mi cuqui) y la edad que cumplía, para personalizar.

Espero que os haya gustado y me haya explicado bien, menos mal que están las fotos para ilustrar, ¡ups!

¡Besos!


DISFRAZ MÁQUINA DE BOLAS DE CHICLE

¡Buenos días! Hoy os traigo un disfraz súper chulo que puede servir tanto para adultos como para bebés; es súper fácil de hacer y el resulta...